ARTÍCULO: ¿Pueden trabajar juntos y de manera sistemática: el Estado, la Empresa y la Academia?

(Realizado por Edgar Cateriano Castello, Conexión ESAN - 2012)

Por Edgar Cateriano Castello


La respuesta es sí, como lo corroboran algunos auspiciosos proyectos en el Perú y el mundo. ¿Qué podría suceder entonces si es que sistematiza en el Perú, una ágil, ininterrumpida e intensa interacción entre la trinidad: Estado, Empresa y Academia?


Utilizando la técnica de la Narración de Historias1, como forma de visualizar futuros deseables y potenciales, a continuación, los invito a acompañarme en mi visión sobre lo planteado.


Dr. Marcos (Academia)


El Dr. Marcos es uno de los investigadores más prominentes de su universidad. La gran cantidad de publicaciones que sobre biología molecular ha hecho, le han conferido el justo reconocimiento de sus colegas y alumnos. Sin embargo, todos estos logros de una fructífera carrera, no habían logrado tal nivel de impacto como el que el Dr. Marcos está teniendo ahora, a poco más de dos años desde que empezó a trabajar como aliado con el Estado, particularmente, con el programa Konex2, que éste viene impulsando.


A través de Konex, el Dr. Marcos se conecta con las necesidades de las empresas para las cuales ahora trabaja como colaborador externo. Por ejemplo, con Vita Corp., con la que ha realizado varios desarrollos que ya han visto la luz como innovaciones exitosas y que le representan un significativo ingreso económico, muy superior al de investigador puramente académico.


En paralelo, la subvención que recibe del programa Sapiens3, para explorar más allá de lo que las empresas están dispuestas a invertir, también le brinda un panorama más amplio de lo que como investigador puede realizar. ¿Quién sabe qué negocios podrán salir de estos "locos" experimentos? Se suele decir a sí mismo.


Como se esperaría, la Alma Máter del Dr. Marcos, también está satisfecha, pues el prestigio de su investigador repercute directamente en ella, y en los públicos de interés de los que ella depende. Sus alumnos viven con más entusiasmo su proceso formativo, cada vez más vinculado con la realidad (el mercado) lo que ya a muchos de ellos les ha significado la oportunidad de acceder a posiciones laborales idóneas, o a formar sus propios y plausibles emprendimientos empresariales.


Ricardo (Empresa)


Ricardo es Presidente Ejecutivo de Vita Corp., empresa especializada en la fabricación de insumos de origen natural con un fuerte componente tecnológico, para su uso en las industrias farmacéuticas, de la cosmética y de los alimentos. Su compañía se desarrolla en un mercado creciente, en el que cada vez hay una mayor demanda por insumos de carácter natural.


Desde que Ricardo a través de Vita Corp. inició su relación laboral con investigadores de la academia, la generación de nuevos negocios se ha intensificado. Antes, su compañía dependía solo de su departamento de I+D para realizar las investigaciones que llevaban a los nuevos productos. Su equipo científico aunque bien capacitado, tenía limitaciones que no le permitían abarcar todos los aspectos que la amplia naturaleza de su país, uno de los territorios con más biodiversidad del planeta, le brindaban. Ahora, gracias a los aportes científicos de investigadores del mundo académico, Vita Corp. es uno de los principales desarrolladores y exportadores de este tipo de insumos de toda la región.


El modelo de negocio que ha creado Ricardo, incluye además una integración horizontal con sus proveedores, por lo que ha implementado una política de comercio justo con un franco énfasis en la conservación de los recursos naturales. Para ello se asoció con dos universidades de reconocido prestigio en los campos del conocimiento vinculado al desarrollo medioambiental y productivo.


Gracias a esta inteligente estrategia y los logros consecuentes, Vita Corp. ha recibido el reconocimiento del Estado, que por segundo año consecutivo, la hizo acreedora al Bono Nacional para la Innovación y la Generación de Valor Compartido4.


Sara (Estado)


Cuando Sara asumió la máxima responsabilidad del ente tutor de la innovación en el Estado, era difícil presagiar que la convicción que la acompañaba, solo unos cuantos años después, llevaría a su institución a convertirse en una activa y eficaz promotora del desarrollo científico y tecnológico, vistos como componentes fundamentales para la innovación.


El reconocimiento que tiene ahora el Estado por parte de la comunidad nacional e internacional, ha sido ganado fruto de la intensa y fructífera labor liderada por Sara, sobre todo, en su coordinación y conexión sinérgica, con la Empresa y la Academia.


Programas como el Konex, el Sapiens, entre otros, así como la adecuada canalización de recursos económicos a los proyectos que son reconocidos como prioritarios, tienen un efecto dinamizador en la innovación, colocando a su país en una ruta que va mucho más allá del crecimiento económico, posicionándolo en el amplio camino hacia el desarrollo como nación.


Y es  la forma cómo Sara enfocó la gestión del principal activo que tienen las sociedades, el conocimiento, lo que ha generado esta especie de revolución de la innovación. Asumiendo que la base de cualquier desarrollo científico y tecnológico es el conocimiento, el Estado viene actuando como su gestor, administrando los recursos con los que cuenta, con y para el conocimiento de la nación.


Así, el adecuado diagnóstico que realizó de la situación del conocimiento en el país, de sus potencialidades, ventajas diferenciales y de las oportunidades que este tenía en los mercados nacionales e internacionales, fueron las bases desde las que Sara y su equipo definieron su estrategia.


Un indicador relevante de la forma estratégica como Sara ha enfocado el accionar del Estado, es el hecho que la definición del presupuesto público para aspectos de ciencia y tecnología para la innovación, no se hizo en función a un análisis comparativo con lo que invierten otros países, a partir del porcentaje del PBI, sino que se determinó en función a los objetivos que se habían planteado lograr, al momento de realizar el Plan Estratégico para el Desarrollo de la Innovación.


Sara viene ejecutando ahora nuevos emprendimientos enfocados en la formación de una cultura innovadora para el largo plazo, la misma que debe partir desde las escuelas y los hogares. El lema de la campaña lo dice todo "Con ciencia y tecnología toda innovación es posible, incluso la imposible".


¿Cree usted también que el Estado, la Empresa y la Academia pueden trabajar juntos y de manera sistemática? ¿Cómo impulsaría esta interacción?

 

Leyendas:

(1) La técnica de la Narración de Historias constituye una forma de describir y facilitar la comprensión de los modelos de negocio, nuevos o innovadores. Compañías como  Microsoft y Nokia, contratan hoy en día a narradores expertos que "visitan" el futuro con sus visiones. Para más detalles, recomiendo el libro: Generación de Modelos de Negocio, de Alexander Osterwalder & Yves Pigneur. Editorial Deusto, 2011.


(2) Konex es un programa del futuro, adscrito al Estado, que conecta a las empresas con el mundo académico mediante un sistema que tiene "mapeado" el conocimiento de ambos. Incluye una plataforma virtual y espacios físicos de interacción, donde los empresarios e investigadores se relacionan y hacen innovación juntos.


(3) Sapiens es un fondo unificado para la investigación del futuro, que ha congregado a todos los fondos económicos existentes, nacionales y extranjeros. Posee un mecanismo de becas para la investigación que no excluye ningún área del conocimiento. Pueden acceder a ellos, investigadores nacionales en cualquier parte del mundo.


(4) El Bono Nacional para la Innovación y la Generación de Valor Compartido del futuro, es un premio instaurado por el Estado, que reconoce a las empresas que desarrollan innovaciones que forjan valor con un adecuado equilibrio entre sus beneficios y el bienestar de la sociedad.